Iconostasio

Curador de exposiciones individuales y colectivas en Latinoamérica, España y Estados Unidos.

Exposición colectiva curada junto con Douglas Rodrigo Rada
Espacio Martadero, Cochabamba
7 de febrero del 2014

ICONOSTASIO. EL TRABAJO CURATORIAL

Douglas Rodrigo Rada, curador adjunto

El proyecto “Iconostasio” de Juan José Santos Mateo en colaboración con Douglas Rodrigo Rada en el diálogo entre ambos, se convirtió en una obra procesual con tintes relacionales. La obra pretende usar como referente la figura religiosa del iconostasio (mampara adornada con imágenes de santos que en las iglesias griegas se cierra para ocultar al sacerdote durante la consagración) para construir una pantalla (simbólica) que proyecte la identidad de la gente de la ciudad y del entorno de las instalaciones del Martadero donde se ejecutará la obra.
Durante la semana, los curadores/artistas salieron a la calle y con una cámara de video en la mano le preguntaron a los transeúntes del centro de la ciudad, acerca de cual es su icono personal (un icono es una imagen, cuadro o representación; es un signo que sustituye al objeto mediante su significación, representación o por analogía). El objetivo de esta intervención fue la de sentar las bases de una comunicación que idealmente sería capaz de proyectar un décimo de la identidad de la gente y de la ciudad en sus voces.
Este viernes 7 de febrero 2014 en las instalaciones del MARTADERO, se proyectarán los videos de las entrevistas con la gente y se abrirá las puertas del iconostasio que se construye con los objetos y sugerencias obtenidas durante la semana y hasta el día de hoy.

Juan José Santos, curador

En 1978, uno de los “abuelos” de la curatoría, Walter Hopps, organizó “36 hours” en el MOTA (the Museum of Temporary Art). Cualquier persona podía traer objetos e imágenes que serían colgados en las paredes del museo, abierto durante 36 horas seguidas. El único requisito: que pudieran entrar por la puerta. En el 2001, Ydessa Hendeles curó “Partners (The Teddy Bear Project)” en la Bienal de Gwangju: una acumulación de fotografías encontradas en las que aparecía un osito de peluche. En ambos proyectos aparece la inclusión de lo no-artístico junto con lo artístico, y de la proliferación incontrolada.

La labor del curador es establecer diálogos y, fruto de éstos, nuevas lecturas. Diálogos entre las obras, diálogos con el espacio expositivo, y diálogos con el espectador (y en este caso, diálogos entre los curadores). En “Iconostasio” los diálogos generan una nueva lectura entre las partes. No será una conclusión científica (ni siquiera las encuestas oficiales, encargadas a empresas profesionales, lo son). No vamos a obtener, tras recoger todos los iconos que representan la identidad personal o colectiva de Cochabamba que hemos podido en los cinco días de trabajo, una reflexión universal. Tan sólo una lectura que permita una reflexión individual: la del espectador.

Las relaciones que establezcamos Rodrigo y yo a través de un ejercicio curatorial urgente, acelerado, se hacen desde el respeto a la idiosincrasia local, aunque sin olvidar que el arte es uno de los únicos campos en los que aún se permite el juego, la libertad y la subversión. Esperemos que el receptor, el “orante” de este iconostasio, juegue, de forma libre, y subvierta los iconos para disparar su imaginación: el diálogo no está censurado.

Las nuevas lecturas serán leídas en diversas claves: cómo los iconos religiosos están siendo sustituidos por iconos populares, provenientes del campo del deporte o de la música. Cómo el icono político tiene gran alcance en la actualidad cochabambina. Cómo un objeto personal, o un imaginario individual, adquiere un realce mágico, sagrado. Las letras del libro son aportadas por el espectador, quien puede ser un paseante de la plaza, un artista, o un niño. Los escritores, los curadores, escribimos metáforas que no quieren ser autoritarias ni dictatoriales, sino sutiles y abiertas. El lector, el espectador, interpretará los párrafos desde su experiencia, desde su sabiduría.

De la acumulación (caótica, pero ordenada) y de la fusión entre artistas y no artistas se puede obtener un resultado sugerente. Sólo hay que mirar con otros ojos y dejárse llevar por la intuición.

 

IMG_0833 IMG_0844 IMG_0853 IMG_0878